miércoles, 19 de mayo de 2010

Lección 40. LA PRIMERA EPISTOLA DE PEDRO

Parte I

A. EL AUTOR


El nombre natural del Apóstol Pedro era “Simón.” En el primer encuentro registrado con nuestro Señor, Jesús le llamó “Cefas” (Juan 1:40-42). Su nombre nuevo fue “Pedro” (Griego) o “Cefas” (Arameo), que significa “piedra.” Tres años después, Jesús reafirmó esto en (Mateo 1 6: 18) y vemos que Jesús usó dos palabras: “Petros” y “Petra.” Petros, una piedra, era Pedro. Petra, una masa grande de roca, fue la confesión de Pedro, ó, la verdad de la deidad de Jesús, sobre la cual la iglesia tenía que ser edificada.

Pedro era un nativo de Betsaida (Juan 1:44) y tenía un hogar en Capernaum (Marcos 1:29). Pedro tenía una esposa (Marcos 1:30) quien lo acompañó en su ministerio (1 Corintios 9:5). Pedro era un líder con carisma natural, entusiasta e impulsivo. El es un ejemplo bien amado de la Biblia por su naturaleza humana. Jesús dio a Pedro las llaves del Reino. Fue Pedro quien predicó el primer mensaje del evangelio como se registra en el segundo capítulo de Hechos. Aunque en una ocasión, él negó a su maestro y en otra actuó con hipocresía en Antioquía, no sintió ningún temor bajo la persecución. Peclro sufrió el martirio bajo Nerón en Roma. La tradición declara que él fue crucificado con la cabeza hacia abajo, no sintiéndose digno de ser crucificado como lo fue su Señor

B. LA PRIMERA EPISTOLA DE PEDRO

Esta carta fue escrita por Pedro en Babilonia (1 Pedro 5:13) cerca del 60 D.C. Algunos creen que ésta era la Babilonia literal del Eufrates; sin embargo, era indudablemente Roma. En Apocalipsis, Roma es llamada Babilonia. El propósito de la epístola era para animar a los creyentes a mantenerse firmes durante la persecución y padecimientos, y les exhortaba a la santidad. Jesús había orde­nado a Pedro, “confirma a tus hermanos” (Lucas 22:32). Esta epístola llevó a cabo justamente esto.

C. SALUTACION

Referencia Bíblica

1 Pedro 1:1-2

Pedro dirigió esta carta a los “expatriados de la dispersión.” Estos eran los judíos exiliados de la dispersión. Muchos de ellos se habían convertidos en Jerusalén en el Día de Pentecostés. Ellos estaban dispersados en Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia. Eran de algunas partes del mundo donde Pablo había establecido iglesias: mayormente entre los gentiles. Indudablemente muchos de estos creyentes judíos habían oído el sermón de Pedro en el Día de Pen­tecostés.

En 1 Pedro 2:11, Pedro les llamó extranjeros y peregrinos. Cierta­ mente este mundo no era su hogar. Ellos eran extranjeros en las ciudades donde vivían. Ahora que eran cristianos, esta realidad fue acentuada aún más.

El versículo 2 es un versículo muy importante. El hombre tiene libre albedrío. Dios nunca ha violado ni nunca violará esta prerrogativa, la cual El ha dado al hombre. El permite al hombre escoger libre­ mente. Dios previó la elección del hombre de antemano, y sobre la base de esta presciencia, hace Su elección. Esta realidad tiene que ser entendida para así poder entender la gran doctrina de la predes­tinación. Esto también explica que nuestra seguridad en Cristo es totalmente condicional en función de nuestra elección.

D. LA CONSUMACION DE LA FE

Referencia Bíblica

1 Pedro 1:3-12

1. Esperanza Viva (Versículo 3)

Pedro enfatizó el hecho de que los santos son rocas vivas. Todo aquello que Dios ha provisto por Sus hijos es vivo (viviente). Ellos tienen una esperanza viva porque Jesús se levantó de los muertos. El es vivo y por consiguiente nuestra esperanza es viva.

2. Guardados por el Poder de Dios (Versículo 5)

El poder de Dios mantiene al cristiano hacia la salvación. El santo no se puede sostener a sí mismo, sino que su responsabilidad es mantenerse en el amor de Dios (Judas 21). El siempre se humilla para que el poder de Dios lo pueda sostener Es igual que un pasajero que compra un boleto y toma un asiento en el autobús. El vehículo lo lleva a su destino, pero el pasajero tiene que permanecer a bordo.

3. Sometida a Prueva Vuestra Fe (Versículo 7)

La prueba de la fe es más valiosa que el oro porque es por medio de este ejercicio de la fe que se hace fuerte. Es el ejercicio lo que hace a los músculos fuertes. Es la prueba de fe la cual hace a nuestra fe fuerte.

4. Gozo Inefable (Versículo 8)

El hecho de que no podemos ver a Jesús no le hace a El menos real. Si le pudiéramos ver, no necesitaríamos la fe. Le vemos a El por medio del ojo de la fe, y le amamos. Eso trae regocijo con un gozo glorioso, el cual no puede ser expresado con meras palabras.

5. Consumación de la Fe (Versículo 9)

El resultado de nuestra te es la salvación de nuestras almas. La persecución fortalecerá nuestra fe, la cual será hallada en alabanzas y gloria cuando Jesús venga por Su Iglesia. Por esta razón nos regocijamos con gozo inefable.

6. Aquellos que Anhelaron Entender (Versículos 10-12)

Los profetas profetizaron concerniente a la gracia que vendría. Ellos desearon entender, pero lo único que les era revelado era que ellos no ministraban para ellos mismos sino para nosotros. La importancia de salvación puede ser vista cuando sabemos que los ángeles están deseosos de verla.

Debe ser notado que el “Espíritu de Cristo” el cual testificaba de los padecimientos de Cristo, estaba “en ellos” (versículo 11).

E. EXHORTACION A LA SANTIDAD

Referencia Bíblica

1 Pedro 1:13-16

Pedro les exhortó a estar alerta y ser firmes en sus elecciones. No podían conformarse con los deseos viles que previamente les con­trolaban. Tenían que ser santos en toda su conducta y manera de vivir El Señor es santo y por consiguiente tenían que ser santos.

F. DOS AGENTES INCORRUPTIBLES DE LA SALVACION

Referencia Bíblica

1 Pedro 1:17-23

1. La Sangre Incorruptible (Versículos 18-19)

Dios no pagó el precio de nuestra redención con plata u oro, que es algo perecedero. El precio que fue pagado fue la sangre de Cristo. El poder de redimir de la sangre perdurará eternamente. Como un agente de la salvación, la sangre de Cristo nunca perecerá.

2. La Simiente Incorruptible (Versículo 23)

El hijo de Dios no sólo es nacido del agua y del Espíritu, sino que también es nacido de la Palabra de Dios. Esta es la simiente inco­rruptible, la cual es plantada en el corazón de los creyentes. Esta simiente nunca perecerá; vivirá y persistirá para siempre.

G. ANTES DE LA FUNDACION DEL MUNDO

Referencia Bíblica

1 Pedro 1:20 “Ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros.”

Jesús es el cordero inmolado desde la fundación del mundo (Apocalipsis 13:8). Sin embargo, esto estaba en la mente y plan de Dios en las edades pasadas de la eternidad. Fue predestinado antes de la fundación del mundo que Cristo sería el cordero de Dios sin mancha y sin arruga.

H. UN APETITO SANO

Referencia Bíblica

1 Pedro 2:1-3

Pedro anhelaba que los cristianos tuvieran un sano y espiritual crecimiento. Para crecer, tenían que desechar todo odio, insince­ridad y falta de honestidad. Tenían que tener apetitos sanos por la leche de la Palabra de Dios. La Palabra es leche para niños en Cristo y carne para los adultos (1 Corintios 3:2). Aparentemente, Pedro les veía corno infantes espirituales.

I. LA DESCRIPCION DE LOS HIJOS DE DIOS

Referencia Bíblica

1 Pedro 2:4-10

Encontramos en esta escritura, algunas descripciones de los santos:

1. Piedras vivas (versículo 5)
2. Casa espiritual (versículo 5)
3. Linaje escogido (versículo 9)
4. Real sacerdocio (versículo 9)
5. Nación santa (versículo 9)
6. Pueblo adquirido (versículo 9)

En esta misma escritura encontramos también algunas descrip­ciones vívidas de nuestro Señor:

1. Piedra viva (versículo 4)
2. La principal piedra del ángulo (versículo 6)
3. Cabeza del ángulo (versículo 7)

La piedra del ángulo de un edificio es la piedra de la cual se toman todas las medidas y direcciones. Jesús es la piedra del ángulo de la iglesia. ¡Para los desobedientes, El es una piedra de tropiezo; pero para los santos, El es precioso!

Como un sacerdocio santo, los creyentes tienen que ofrecer sacrificios espirituales. Muchos elementos pueden ser incluidos en estos sacrificios: Oración, ayuno, alabanza, acción de gracias, asis­tencia a la iglesia, diezmos, etc.

J. EXHORTACION A LA SEPARACION

Referencia Bíblica

1 Pedro 2:11-12

Los santos son extranjeros y peregrinos. Tienen que separarse de los deseos carnales y conducirse propiamente entre los paganos. Aunque los cristianos puedan ser calumniados ahora, los paganos alabarán a Dios por las buenas obras de los santos cuando Cristo venga.

K. EXHORTACION PARA SER BUENOS CIUDADANOS

Referencia Bíblica

1 Pedro 2:13-20

Pedro dio instrucciones practicas concerniente a las obligaciones de los cristianos hacia el gobierno y sus amos. La sumisión, obe­diencia y el respeto son las actitudes propias. Se someterán a toda ley del hombre hasta que estén en conflicto con sus alabanzas a Dios, entonces vendrá el martirio. Debe ser notado que Nerón era el emperador cuando estas palabras fueron escritas.

L. NUESTRO EJEMPLO

Referencia Bíblica

1 Pedro 2:21-25
Jesucristo es nuestro ejemplo. Nunca cometió pecado ni nunca dijo mentira. Nunca contestó a los insultos. Cuando El padecía nunca reprochaba. El cargó nuestros pecados en la cruz; por consi­guiente nuestros pecados fueron juzgados allí. Por esta gran verdad, estamos muertos al pecado para que podamos estar vivos a la justicia.
TOMO IV: LAS EPISTOLAS
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS