miércoles, 19 de mayo de 2010

Lección 26. LA PRIMERA EPISTOLA DE PABLO A TIMOTEO

PARTE II

A. LOS OFICIALIES DE LA IGLESIA


Referencia Bíblica

1 Timoteo 3:1 “Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea.”

Aparte del quíntuple ministerio nombrado en Efesios 4:11 (após­toles, profetas, evangelistas, pastores y maestros), existen otros cuatro títulos usados para los oficiales de la iglesia: Ancianos, obispos, presbíteros y diáconos. La palabra traducida “obispo” sig­nifica “superintendente” y es lo mismo que el “anciano” y “presbí­tero.”

En Filipenses 1:1 se indica que existen dos oficiales en la iglesia que están separados del resto de la congregación: Obispos y diáconos. Estos mismos líderes son llamados ancianos y obispos en Tito 1:5 y Hechos 20:17, 28. Podemos concluir en que los líderes espirituales en la iglesia pueden ser llamados ancianos, obispos o presbíteros. La enseñanza de que un obispo es la cabeza de la iglesia está basada en un sistema artificial (de hombre) pero no en la Biblia.

La palabra “diácono” significa “uno que ministra.” El diácono está para administrar las necesidades materiales de la iglesia. Pablo no condenó a aquellos que estaban deseosos de ser usados por Dios en el papel del liderato. Pablo se refirió a un proverbio de aquel tiempo: “Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea” (1 Timoteo 3:1). El no refutó este dicho mas bien lo enfatizó esta “buena obra” por dar las altas cualidades de obispos y diáconos.

B. LAS CUALIDADES DE UN OBISPO

Referencia Bíblica

1 Timoteo 3:2-7

Cuando estudiamos las cualidades de un obispo, se puede entender por qué, se puede llamar una “buena obra.” Cualquier persona que desee tal ocupación tiene una ambición noble. En general, un obispo tiene que ser un hombre que posea cualidades morales supremas, un maestro, que controle a su propia familia y que sea maduro espiritualmente. Será sustancioso estudiar las cualidades como son dadas por el Apóstol Pablo:

1. Irreprensible—Por encima de reproche
2. Marido de una sola mujer-Fiel a una (viva) esposa
3. Vigilante-Que trabaje día y noche
4. Sobrio-Mentalmente y ordenadamente
5. Prudente-Decoroso
6. Hospedador-Generoso y amable
7. Apto para enseñar-Un buen maestro
8. No dado al vino-No tomar alcohol
9. No pendenciero-No alborotador
10. No codicioso de ganancias deshonestas—Que no ame al dinero
11. Apacible-Paciente
12. No es un alborotador-No es pendenciero
13. No es codicioso-No es ambicioso a las riquezas
14. Gobierna bien su casa
15. No es un neófito-No es un nuevo convertido



Se pueden tratar algunos comentarios concernientes a estas cualidades. La cláusula “esposo de una mujer.” definitivamente refuta el celibato del sacerdocio de Roma. También se sostiene aquí que es mas preferido aquel que tiene una esposa y familia santa que aquel que es soltero. No obstante, esto no significa que los casados son ordenados para obispo, porque existe un record de algunos de los apóstoles y de compañeros de Pablo que no eran casados. Pablo puso énfasis sobre el obispo manteniendo su casa bien disciplinada y hospitalaria. Tiene que tener a sus hijos bajo control y obediencia. La amonestación en contra de que sea un neófito en el evangelio previene el peligro de orgullo, el cual le causaría caer en la misma condenación con el diablo.

C. CUALIDADES DE UN DIACONO

Referencia Bíblica

1 Timoteo 3:8-13
Es significante que las cualidades para un diácono son similares a las de un obispo. Comentaremos aquellas que son agregadas a las del obispo:

1. Sin Doblez—No es de doble palabra
2. “Que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia”
3. Sometidos a prueba primero-aguantar un escrutinio

Se le brinda una atención especial al testimonio de la esposa de un diácono. Ella tiene que ser sobria, fiel y no calumniadora. Pare­cería que si la esposa fuera mundana, podría incapacitar a su esposo del cargo de un diácono.

El estudiante debe notar cuidadosamente el verso 13. “Porque los que ejerzan bien el diaconado, ganan para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús.” Serían ejem­plos de esto Esteban, el primer mártir, y Felipe.

D. LA RAZON DE PABLO POR ESCRIBIR ESTAS INSTRUCCIONES

Referencia Bíblica

1 Timoteo 3:14-15 “Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.”

Aunque Pablo tenía esperanzas de ver a Timoteo, él escribió estas instrucciones. Algo podía demorarle y era esencial que la iglesia fuera ordenada propiamente. La iglesia mantiene en alto la verdad de Dios. Así que era vital para el bienestar de la iglesia que los líderes reunieran las cualidades propias.

E. DIOS MANIFESTADO EN CARNE

Referencia Bíblica

1 Timoteo 3:16 “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.”

Pablo entonó aquí un himno de alabanza con una afirmación poética de la verdad declarando la deidad de Jesús. Es claro que el Apóstol Pablo se estaba refiriendo a Jesús, enfatizando la encar­nación en armonía con la doctrina del nacimiento virginal. Sería notado que Jesucristo era Dios manifestado en carne. Por la pre­sencia del Espíritu, el ministerio de Cristo fue juzgado y encontrado verdadero en todas Sus declaraciones. La prueba final de Cristo fue Su resurrección y ascensión. Este cántico de alabanza absoluta­ mente prueba la deidad de Jesús. El es Dios y al mismo tiempo, Hombre perfecto.

F. ADVERTENCIAS CONTRA LAS ENSENANZAS DE HEREJIAS

Referencia Bíblica

1 Timoteo 4:1-5

Pablo dio una amonestación contra la apostasía de los últimos tiempos de la cual el Espíritu Santo ha hablado claramente. Habrán algunos que darán la espalda a la verdad y escucharán a espíritus engañosos y doctrinas diabólicas. Estos falsos maestros hablarán tantas mentiras que sus conciencias se acomodarán a ellas. Pablo comparó sus conciencias a la piel marcada por la hierra caliente al rojo vivo.

Pablo nombró dos de estas mentiras diabólicas: Ellos debían abs­tenerse de casarse y no comer carne. El ascetismo era enseñado como una virtud. El apóstol declaró que toda creación de Dios tiene que ser recibida con acción de gracias, tiene que ser comida con acción de gracias, y que nuestro alimento es santificado por oración. Nunca debemos comer sin antes agradecer al Señor y orar para que Dios santifique la comida.

G. EXHORTACION PARA SER UN BUEN MINISTRO

Referencia Bíblica

1 Timoteo 4:6-8

A Timoteo le fue dicho que él sería un pastor eficaz si diera estas instrucciones a la iglesia. Fue también instruido a no perder tiempo argumentando ideas disparatosas y mitos tontos. Tenía que ocupar su tiempo en el ejercicio de mantener la compostura espiritualmente. El ejercicio físico tiene algún valor, más el ejercicio espiritual le proporcionaría ser un cristiano mejor y tener la promesa de vida eterna.


H. EXHORTACION PARA LA VIDA PERSONAL DE TIMOTEO

Referencia Bíblica

1 Timoteo 4:9-16

Pablo brindó a Timoteo consejos excelentes para su vida cristiana personal. También un joven fiel puede ser un obrero sustancioso para el Señor; Timoteo no tenía que permitir que algunos le tuvieran en menos por su juventud. En cada fase de su vida, tenía que ser un ejemplo para los creyentes. Tenía que ser un ejemplo en lo siguiente:

1. Palabra—Mensaje
2. Conducta—Manera de vivir
3. Fe—Fidelidad
4. Pureza—Castidad
5. Caridad—Amor

Timoteo fue exhortado ano descuidar el evangelio sino, a usar el don espiritual lo cual fue impartido por la acción profética cuando los ancianos le impusieron las manos en su ordenación. La medi­tación es casi un arte perdido en estos días, pero Timoteo fue exhortado a meditar en las instrucciones que Pablo le dio. No solamente era para que las recordara, sino que él tenía que incor­porarlas a su propia vida de manera que su progreso sería evidente a todos. Tenía que observar cuidadosamente sus enseñanzas y perseverar en ellas él mismo. Si él hiciere esto, ambos: él y aquellos a los cuales ministraba, serían salvados.
TOMO III:LAS EPISTOLAS
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS