miércoles, 19 de mayo de 2010

Lección 34. LA EPISTOLA A LOS HEBREOS

PARTE III

A. MELQUISEDEC

Referencia Bíblica

Hebreos 7:1-28

La comparación del sacerdocio de Jesucristo con aquel de Aarón es continuada. En este capítulo, se muestra a Melquisedec que tiene que ser más grande que Abraham el cual es más grande que Aarón. Siendo que Cristo es del orden de Melquisedec, El es, por lo tanto, más grande que Aarón.

¿Quién era Melquisedec?. El es mencionado en tres ocasiones en Las Escrituras: Génesis 14; Salmos 110 y aquí en Hebreos. Algu­nos creen que él fue el rey de una ciudad, Salem. Sin embargo, Las Escrituras lo establece muy claro que él era una teofanía, una apa­riencia de Dios, en forma humana. Vamos a estudiar algunas de las razones por qué esto es cierto:

1. Era más grande que Abraham, porque Abraham pagó tributos a él.
2. El era Rey de justicia y Rey de paz. Estos títulos son reservados sólo para Dios. Ningún humano puede calificar
3. El era mejor que Abraham, porque bendijo a Abraham (Verso 7).
4. No tenía padre ni madre. Sólo Jesucristo puede reunir esta naturaleza. No tenía padre humano y María sólo era la madre de Su humanidad, ¡no la madre de Dios!
5. No tenía ni principio de días ni término de vida. Jesús es el primero y el último y obra de acuerdo a un sacerdocio continuamente.
6. Fue hecho igual al hijo de Dios. Esta apariencia de Dios prefi­guraba la encarnación actual.
7. Melquisedec fue un Rey-sacerdote. Este cargo dual era reser­vado sólo para Jesús. El juicio de Babel tomó lugar porque aquellos hombres trataron de unir estos dos cargos. El Rey Saúl perdió su corona por esta misma razón.
8. Si hubiese existido en Canaán un hombre con la revelación del Dios verdadero, el llamado de Abraham y su revelación habría sido anulado grandemente.

El orden de MeIquisedec no dependía de ascendencia humana sino de un sacerdocio perpetuo. El orden de Melquisedec sobre­ pasaba al orden Aarónica y era superior a él. Así que el sacerdocio de Jesucristo era superior al sacerdocio Levítico. Por esta razón, tenemos un Sumo Sacerdote que puede salvar perpetuamente (Verso 25). Siempre vive para hacer intercesión. El es santo, irre­prensible, inmaculado y separado de los pecadores. Porque El era sin pecados, no ofreció sacrificios por sus propios pecados. En cambio hizo un sacrificio por los pecados de todos nosotros cuando El se ofreció a sí mismo (Verso 27).

B. UN PACTO MEJOR

Referencia Bíblica

Hebreos 8:1-13

En este capítulo leemos de un pacto mejor establecido sobre mejores promesas (Verso 6). Un pacto es un convenio entre dos partes. El uno promete hacer algunas cosas si la otra parte hiciere algunas cosas. En el monte, Dios dio a Moisés instrucciones cuida­dosas y al líder le fue mostrado un plano de un edificio que él tenía que erigir. Este Tabernáculo fue diseñado para ser un tipo de cosas celestiales y los principios de redención. El pacto dado a Moisés era conocido como el viejo pacto. Era imperfecto porque estaba incompleto. Solamente preparó el camino para el evangelio. Era también defectuoso porque no proveía al hombre de fuerza para cumplir su parte del pacto.

El nuevo pacto está fundamentado sobre promesas mejores. Las promesas antiguas concernían sólo a este mundo presente, pero las promesas nuevas pertenecen a la vida eterna. En el viejo pacto, las promesas dependían de la Palabra de Dios, Io que El hará.” En seis ocasiones en esta escritura encontramos la promesa Io que El hará.” En el nuevo pacto la palabra “Si” no aparece. El nuevo pacto depende de lo que Dios haga, no de lo que el hombre haga.

1. Haré un pacto nuevo. (dicho dos veces)
2. Pondré mis leyes en sus mentes y las escribiré en sus corazones.
3. Seré a ellos por Dios.
4. Seré propicio a sus injusticias.
5. No acordaré más de sus pecados.

Cuando Jesús perdona los pecados, los olvida. Bajo el nuevo pacto los pecados del pueblo de Dios son borrados. Es como si nunca habían sido cometidos. En el nuevo pacto hay misericordia y compasión. El nuevo pacto es la gracia.

C. EL NUEVO TESTAMENTO

Referencia Bíblica

Hebreos 9:1-28

El Tabernáculo judío era comparado con el Tabernáculo verdadero no hecho con manos de hombre. Pablo describió el Tabernáculo del Antiguo Testamento y todo estudiante de la Biblia debería estar familiarizado con el plan del Tabernáculo.

El Sumo Sacerdote entraba al Lugar Santísimo una vez al año para obtener redención anual. Jesús entró una sola vez para obtener redención eterna¡. El Sumo Sacerdote ofrecía la sangre de animales-, Cristo ofreció su propia sangre.

El Nuevo Pacto es llamado “El Nuevo Testamento.” Un testamento es un deseo que se hace efectivo después de la muerte del testa­mentario. El Nuevo Testamento vino a hacer efectivo con la muerte de Jesucristo en la cruz.

En este capítulo existen algunos versos con los cuales el estu­diante de la Biblia debería estar muy familiarizado:

Verso 22 - El derramamiento de sangre es esencial para la remisión de pecados. ¡Una religión sin sangre nunca podrá salvar!

Verso 27 - No existe escapatoria para la muerte. Todo hombre tiene que morir y enfrentarse al juicio. La única excepción será la iglesia cuando Jesús rapte a su novia.

Verso 28 - Cristo fue una vez ofrecido para llevar los pecados de todos. Esto hace a un lado cualquier misa en el servicio religioso. El calvario nunca necesitará ser repetido de nuevo.

Se afirma tres veces que Cristo se presentó:

1. Se presentó como un cordero por el pecado (Verso 26).
2. Se presentó como un sacerdote (Verso 24).
3. Se aparecerá la segunda vez sin relación con el pecado para salvación (Verso 28).

D. UN SOLO SACRIFICIO POR EL PECADO

Referencia Bíblica

Hebreos 10:1-18

El hecho de que los sacrificios del Antiguo Testamento tenían que ser repetidos una y otra vez demuestra que fracasaron en cumplir el propósito del sacrificio, el poner a un lado el pecado. En esta escritura Pablo enfatizó el cumplimiento y suficiencia del sacri­ficio de Cristo. Note el énfasis en estas expresiones: Un solo sacri­ficio (Verso 12), una sola ofrenda (Verso 14), para siempre (Versos 12, 14). Después que había ofrecido este sacrificio por el pecado, se sentó a la diestra. La expresión “se sentó” denota que la obra de redención está finalizada para toda la eternidad.

E. UNA EXHORTACION A LA FIRMEZA

Referencia Bíblica

Hebreos 10:19-37

La última parte del capítulo 10 es una exhortación a la firmeza. Esta exhortación puede ser estudiada en tres partes:

1. Nuestros Privilegios Juntos con Obligaciones y Responsabili­dades (Versos 19-25)

Porque Jesús, nuestro Sumo Sacerdote, gobierna sobre la casa de Dios y el velo del Templo ha sido rasgado, lo cual es su cuerpo quebrado en la cruz, es nuestro privilegio andar en el Lugar Santí­simo, la misma presencia de Dios. Tenemos este derecho porque nuestros corazones han sido limpiados por la sangre de Cristo y porque hemos sido bautizados en el nombre de Jesús. No hay lugar a duda o pregunta acerca de nuestra salvación, porque Jesús es fiel a su Palabra.

En respuesta a esto, seamos atentos y bondadosos unos con otros. No seamos negligentes en la asistencia a la iglesia. Exhorte­mos y demos ánimo unos a otros, especialmente porque el retorno de Cristo está próximo. Todo cristiano debe ser miembro de una iglesia, y ser fiel en su asistencia y apoyo. Si no existe tal iglesia para asistir, debe mudarse o iniciar una iglesia.

2. Una Advertencia Severa es Dada (versos 26-31)

Pablo describió la seriedad de negar al Salvador deliberadamente y voluntariamente después de experimentar la salvación. Existen dos enseñanzas extremas sobre esta escritura, de las cuales ambas son falsas. Algunos enseñarían que el descarriado nunca podrá ser reclamado. Otros irán al otro extremo y enseñarán que esta escri­tura no se refiere al descarriado, sino a los que rechazan a Cristo y quienes solamente han oído el evangelio.

Los descarriados pueden ser restaurados. Pero existe un peligro muy serio del cual nunca serán restaurados, si deliberadamente se vuelven al mundo. Esta escritura está tratando con los apostatas que niegan lo que Dios ha hecho por ellos. No hay otra salvación y si niega la sangre de Jesús y el ministerio del Espíritu Santo, llega a ser un alma perdida, enfrentando los horrendos juicios de Dios.

3. Un Aliento (versos 32-38)

Los hebreos cristianos tenían que recordar los días maravillosos de su conversión. Sufrían burla y persecución y compadecían con otros que sufrían igual. Aceptaron gozosamente la confiscación de sus pertenencias, sabiendo que tenían cosas mejores que les esperaron.

¡No desperdicie esta verdad gloriosa en el Señor Manténgase pacientemente haciendo la voluntad del Señor, porque El no dem­orará su venida!

F. EL PLANO DEL TABERNACULO

MUEBLES

1. Altar de Bronce 4. Candelero de oro
2. Fuente de Bronce 5. Altar de Incienso
3. Mesa de los panes de la Proposición 6. Arca del Testimonio
TOMO III: LAS EPISTOLAS
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS